Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“Maté a mi hijastro, sin apretarle mucho la tráquea para no machacarle”

El niño era diabético y, tras inyectarle una sobredosis de insulina a su hijastro, Guillerme acabó con la vida del pequeño. "Le maté, le estrangulé, sin apretarle mucho la tráquea para no machacarle, le comprimí el laterial del cuello para que fuera más rápido y sin dolor. En dos o tres segundos, murió". 

El autor de estas escalofriantes declaraciones es un asesino brasileño que estaba siendo buscado por la Interpol. Ahora, unos periodistas le ha tenido una trampa y, bajo la excusa de una falsa entrevista de trabajo, le han acorralado y han ido acompañados de la policía, que le han detenido.