Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El basurero de Ibiza: su aeropuerto

El paraíso mediterráneo, la isla de los atardeceres chill out, del glamour nocturno, del postureo de élite. Eso sobre todo lo que se esperan encontrar los que vienen a Ibiza. Pero nada más bajarse del avión, se encuentran con esto: un vertedero que invade las salas del aeropuerto. Baños cerrados por cuestiones ya de salud y basura que empieza a salir de las terminales.

Detrás de todo esto hay unos trabajadores descontentos y una semana de huelga. La empresa concesionaria de  limpieza, ahora en concurso de acreedores, les debe dinero: tres nóminas y una paga extra. Hasta que no lo cobren, los trabajadores están dispuestos a seguir con la huelga.

Otra empresa se va hacer cargo a partir de junio y les empezará a pagar. Pero ellas no perdonan, de momento, la deuda.

Todo, a pocos días de la apertura de las grandes discotecas de la isla.