Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Explosión fecal en las calles de Ucrania

Un motorista parece que quiere causar una tragedia. Prende fuego al depósito nada más llenarlo y después empuja la moto contra los surtidores. Los dependientes corren rápidamente a por extintores y consiguen apaciguar las llamas. Evitan que ocurra lo peor. Tanto es así que les han dado una recompensa de 9.500 euros por salvar las instalaciones.

Una explosión muy distinta la que ha ocurrido en Ucrania. Una tubería ha reventado en plena calle causando una lluvia de deshechos fecales acompañada de una riada. Los vecinos alucinan, se asoman y no se lo creen.  Por sus caras se adivina el hedor que acompaña a la corriente. Después de la tempestad, llegó una calma teñida de marrón.

En Moscú también lo pasan mal pero por el aire. La fuerza con la que se rasga esta carpa da una idea de la fuerza del viento. Las rachas han tirado árboles, semáforos y han causado numerosos desperfectos. Por el momento hay 16 muertos y más de 50 heridos.