Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encuentran a la deriva una balsa con 160 personas hacinadas y 13 cadáveres

A la deriva más de 160 migrantes hacinados se aferran a la balsa. Entre ellos, varios niños y mujeres embarazadas.

La patrulla que los ha encontrado los prepara para el rescate. Salieron de Libia el lunes por la mañana y los encontraron casi 24 horas después desorientados y desnutridos.

Mujeres y niños son los primeros en abandonar la embarcación. Sus miradas perdidas hablan del sufrimiento que han soportado a manos de las mafias que trafican con ellos.

Están nerviosos, tienen prisa por salir. Y conforme se va vaciando la balsa entendemos por qué. Empiezan a aparecer los primeros indicios del horror que yace en el fondo: muchos cadáveres en la embarcación. Por desgracia, esto es el pan de cada día en las aguas del Mediterráneo.

Como pueden, los últimos en salir ayudan a un hombre que ya no tiene fuerzas ni para levantarse, para escapar de ahí. Tienen que sortear los cuerpos sin vida de aquellos compañeros que no lo lograron. Trece personas, entre ellas cuatro mujeres, dos de ellas embarazadas y una tercera que deja huérfanos a cuatro niños que iban con ella.

Como ellos, más de 2000 personas han perdido la vida en lo que va de año tratando cruzar la ruta que une las costas de Libia con las de Italia. Los que lo logran sobrevivir, con suerte pisarán suelo europeo. Si no, volverán al mismo punto del que salieron, donde las mafias esperan ansiosas para volver a esclavizarlos.