Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido Ángel María Villar por supuesta corrupción

Detenido por la Guardia Civil, Ángel María Villar acude al registro de su despacho en la sede de la Federación Española de Fútbol. Él defiende su honestidad, pero ahora tendrá que responder por cinco presuntos delitos de corrupción.

Junto a él, ha sido detenido también su hijo Gorka. La lista la completan el vicepresidente económico de la Federación, Juan Padrón, y su secretario en la Federación Tinerfeña de Fútbol, registrada también esta mañana.

Durante tres meses, la Guardia Civil ha realizado escuchas telefónicas que detallan, presuntamente, cómo Villar organizaba amistosos de la Selección Española con el fin de obtener beneficios por derechos de imagen y retransmisiones.

La Fiscalía sospecha que las federaciones de otros países pagaban comisiones a través de una empresa de Gorka Villar en concepto de un supuesto asesoramiento que nunca se produjo.

Cercado por la sombra de la corrupción, un juzgado madrileño le sentó en el banquillo hace dos semanas por desviar 1,2 millones de euros de dinero público destinado a proyectos educativos en Haití y Libia.

Es la caída del todopoderoso rey del fútbol español, que pensó que había tocado el suelo, mientras sus pasos lo iban conduciendo a un presente con sabor a infierno y a un futuro, como mínimo, incierto.