Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carreras contrarreloj: la lucha por una buena tumbona

Siete y media de la mañana en Gran Canaria. Carreras por la playa. Pero no, no se ha producido un tsunami. Es la batalla por hacerse con la mejor tumbona.

La estrategia es sencilla: hay que llevar varias toallas y lanzarlas rápidamente a las hamacas. Y así, en menos de 30 segundos, las tumbonas se llenan de coloridas toallas a las que sus madrugadores dueños bajarán a relajarse cuando empiece a calentar el sol, unas cuatro horas más tarde.

La imagen no es nueva. Se repite cada año en distintos hoteles de las costas españolas.