Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“Me sentí como un cuerpo vacío, como si me pudieran comprar. Y no me gustó”

Parecía una inocente oferta de empleo, pero terminó desvelando algo más. Un jefe de cocina decidió utilizar la excusa de una entrevista de trabajo para intimar con la candidata. Sin cortarse un pelo, le pide directamente a la mujer una foto de cuerpo entero. Extrañada, dado que el puesto al que optaba no era para estar de cara al público, pregunta el motivo de esa petición y él se pone a la defensiva pronto.

Su interlocutora es Leire, una joven que decidió denunciar el caso en las redes sociales y, ahora, ha accedido a hablar con ‘Crónica Cuatro’ para denunciar que casos como el suyo suceden a diario.

Lo más indignante para ella es que cuando se niega a las pretensiones del falso contratador, él decide convertirse en la víctima. Leire llegó a recibir amenazas cuando se quejó del trato recibido.

Los dueños del restaurante eran ajenos a todo.  Confiaron en el empleado para la contratación y cuando descubrieron la denuncia de Leire, le despidieron de inmediato.