Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mario: "Hasta los 14 años me estuve llamando María José"

Mario nació con una malformación. Tenía el pene y el orificio de orina debajo y los testículos los tenía por dentro pero no le diagnosticaron al nacer. "Dijeron que era una niña y hasta los 14 años me estuve llamando María José. A los 14 años me salió barba, pelo, músculo. Lo hablé con mis padres y nos pusimos en manos de médicos. Los primero que  hicimos fue cambiar el nombre. Ahora soy Mario", dice Mario, que se inyecta testosterona regularmente porque él no la segrega naturalmente. "Llevo diez años pinchándome y no me acostumbro. Me la tengo que poner sí o sí y me han dicho que es de por vida. A ver si me ponen un parche o unas cápsulas porque me han dicho en Málaga que se puede hacer así también.", dice Mario, que desde niño era consciente de que no era igual que las otras niñas. "Yo siempre lo he sabido. Con seis o siete años sabía que estaba pasando algo raro pero con esa edad no sabes si decirlo y hablarlo con tus padres."