Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubrimos uno de los secretos de María: la cámara hiperbárica

Esta entrenadora personal utiliza la cámara hiperbárica porque le da la energía suficiente para compaginar vida laboral y social. Cada sesión cuesta en torno a unos 80 euros y ella afirma que "es adicta" a esta terapia. Tiene efectos beneficiosos para la salud pero si se está demasiado tiempo en la cámara podría intoxicarse.