Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Conexión Samanta: Las Quinientas Millas de Indianápolis

Samanta Villar vive las 500 millas de Indianápolis junto al piloto Oriol Serviá y coincide con Patrick Dempsey, en "Conexión Samanta"
Este año la mítica carrera de las 500 millas de Indianápolis cumple 100 años. 600.000 personas han invadido la ciudad desde los días previos y Samanta Villar será una de ellas. Allí se reunirá con figuras latinas que participan en la competición, como Oriol Serviá -único español que participa en la carrera- y con el periodista José Antonio Ponsetti, experto en Indy 500 que cubre la carrera desde hace más de 10 años y que guiará al equipo del programa por los actos y los espacios más espectaculares de la ciudad y del circuito.
Además, la periodista acompañará a un grupo de amigos de Oriol que viajará desde Barcelona para ver a su colega en la carrera y coincidirá con otros aficionados que lo viven como el evento internacional más importante del mundo del motor, como el actor Patrick Dempsey, famoso por su papel del Dr. Derek Shepherd en la serie "Anatomía de Grey".
La Indy Lights: el piloto español Víctor García se la juega
Mientras Oriol prueba su coche, el joven piloto Víctor García le enseña al equipo de Cuatro algunos trucos de la categoría Indy. Tiene 21 años, corre desde los nueve y va a participar en la clase inferior de las 500, la Indy Lights. El año que viene aspira a correr con Oriol pero necesita solventar uno de los grandes problemas para triunfar en el mundo del automovilismo profesional: los patrocinios.
Una ciudad paralela con fecha de caducidad
Indianápolis triplica su población el fin de semana de la carrera y reúne a 250.000 personas venidas de todos los puntos del país. Samanta Villar está presente en la ceremonia inaugural de esta mítica competición donde un sacerdote bendice con sus oraciones a los participantes, Miss América entona una canción patriótica con lágrimas en los ojos y el himno americano aparece entre las notas del cantante Seal: mano en pecho, más de medio millón de personas -pilotos incluidos- esperan el pistoletazo de salida de una carrera tan espectacular como peligrosa.
El día antes de la carrera hay un desfile por las calles del downtown de Indianápolis con majorettes, carrozas y bandas de música, donde todos los pilotos saludan al público subidos en coches descapotables de época.
Samanta Villar es testigo, en primera línea de parrilla, del mayor espectáculo automovilístico del mundo: 800 kilómetros en tres horas, velocidades de hasta 400 km/h, 200 vueltas de infarto, 600.000 espectadores y 33 pilotos, en su nuevo reportaje "Las 500 millas de Indianápolis".
Velocidad, color y pasión en una ciudad que se paraliza por las carreras.