Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beckett, entre lágrimas, se despide de Castle

Beckett está dispuesta a llegar hasta el final en el caso LokSat, a pesar de que tenga que renunciar a seguir con su marido. Mientras ella se despide llorando, Castle le dice: “Antes de que Bracken muriera, me dijo que no serías feliz siendo solo mi mujer. No me digas que ese hijo de puta tenía razón”.