Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kate Beckett y Richard Castle se encuentran… ¡¿en el baño de mujeres?!

La víctima cogió un taxi hasta la Ópera de Nueva York la noche en que fue asesinada. Castle sigue el rastro y acaba encontrándose con Beckett en el baño de chicas. Allí, descubren que una desonocida entregó un pendrive a la víctima y Castle cree que en realidad era una espía que trabaja como actriz para no levantar sospechas.