Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juego mortal

A Castle comenzará a afectarle directamente la relación entre Beckett y Demming, ya que este romance ha provocado algunas dudas sobre la evolución de sus personajes, por lo que no ha terminado a tiempo el primer borrador de su nueva novela. Por ello el escritor trata de evitar hablar con Gina, su ex mujer y su actual editora. Mientras recibe la llamada de Beckett para investigar la muerte de un hombre que ha aparecido con múltiples heridas de bala. La policía lo tendrá difícil, ya que todo apunta a que haya sido un asesino profesional que tras matar a la víctima ha eliminado cualquier prueba, incluidas las balas. Además cuando comprueban que la identificación del hombre es falsa, el caso se complicará, podrían estar ante el asesinato de un espía. Pero en este caso nada es lo que parece.
Y mientras la relación entre los detectives Demming y Beckett sigue adelante, Castle se planteará descansar durante un tiempo de su actual vida. Quizá estar más de un año siguiendo de cerca de su musa, es más que suficiente. De cualquier manera, Kate y Rick se verán forzados a hablar de sus sentimientos hacia el otro.
Por otra parte, Alexis es admitida en un curso de verano de Priceton. Y Martha ha sido elegida para un papel en una obra estival. Por lo que este verano promete ser el más solitario para el escritor.