Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Boda gitana

Callejeros asiste al ancestral rito, junto al yeli, las almendras, la rotura de camisas del novio y de los amigos... todo en una boda donde la improvisación está a la orden del día
El novio se llama Ismael y tiene 18 años. La novia se llama Raquel y tiene 16. Desde hace 15 meses le guarda "la honra" o virginidad a su futuro esposo.
Dentro de unas horas, en el salón de bodas le van a hacer la prueba del pañuelo, por la cual una persona cercana a la familia comprueba si la mujer sigue sexualmente intacta. Si sale manchado, es virgen.
Previamente, en la calle, una juerga flamenca espera a la novia antes de montar en coche de caballos- 600 euros el alquiler de una hora- .
Callejeros asiste al ancestral rito, junto al yeli, las almendras, la rotura de camisas del novio y de los amigos... todo en una boda donde la improvisación está a la orden del día.
De hecho, solo había previstos 500 invitados y se presentaron 800. La solución, comer por turnos.