Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mireia, de 33 años, trabajaba en una empresa multinacional

Ahora trabaja como escort de lujo y cobra 200 euros por servicio

Mireia, de 33 años, trabajaba en una empresa multinacional en el departamento de importación-exportación, pero fue despedida con la llegada de la crisis económica. “Se lo he ocultado a mi familia pero solo así puedo ganar el dinero suficiente para llegar a fin de mes”. Mireia asegura que cada vez son más las mujeres que han decidido ejercer la prostitución y el pastel, asegura, se ha ido reduciendo en los últimos meses. “Mi ilusión es solucionar mis problemas económicos y poder formar una familia”.