Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Apúntate al 'Safari en Botsuana' de 'Callejeros Viajeros'

“Bienvenidos a Botsuana, el país de los safaris”. Con este saludo es recibido nuestro equipo de reporteros a su llegada a Maun, punto de partida del viaje de diez días que nos permitirá cruzar este país de este a oeste.

Miriam y Edurne serán nuestras guías para un recorrido que tiene como objetivos principales el Delta del Okavango y las Cataratas Victoria.
“En África los verdaderos dueños de todo son los animales”. Lo comprobamos nada más llegar a Maun, la capital de los safaris y donde está abierto el aeropuerto más concurrido del sur del continente. “Sobrevolar el Delta es una de las experiencias más impresionantes del mundo”. Desde el aire tenemos la oportunidad única de poder ver la figura de un gran cocodrilo del Nilo “es espectacular, podría tener hasta cuatro metros de longitud”. Pero también avistamos cientos de elefantes, hipopótamos… “es una maravilla”.
También recorremos el Delta en un pequeño barco, concretamente en un “mokoro”, una embarcación tradicional, hecha a mano durante tres meses por los artesanos del Delta. Ya en tierra seguimos con el safari y buscando más animales “cebras, cigüeñas de pico amarillo, garzas reales e imperiales…un paisaje idílico”. Siguiendo los excrementos de algunos animales encontramos hienas, jabalíes, impalas, licaones y un largo etcétera de la maravillosa fauna del Delta del Okavango. Por radio nos avisan de que en los alrededores hay un leopardo que ha cazado una cría de impala, “lo encontramos sobre el tronco de un árbol dándose un auténtico festín”.
Al día siguiente el plato fuerte del safari es el encuentro con una familia de leones y sus crías. “Están a escasos metros de nosotros, rodean nuestro coche y tenemos miedo, es muy peligroso ya que las leonas son muy protectoras de sus crías”. 
Después de nueve días de viaje llegamos a las Cataratas Victoria, “todo un espectáculo de la naturaleza con diez gargantas de 108 metros de altura y catalogadas como una de las Siete Maravillas del Mundo”. 
 Es casi el final del safari, pero nuestro reportero Federico tiene un solo objetivo “no me marcharé de Botsuana sin lanzarme al vacío desde uno de los puentes más altos del país”.