Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los adolescentes suecos podrán estudiar una asignatura sobre deportes electrónicos

videojuegos,cuatro.com
El nuevo curso escolar se acerca y tres institutos suecos han tenido una gran idea para hacer más llevadera la vuelta a sus alumnos. Tres centros educativos de Estocolmo, Karlstad y la pequeña localidad de Ovanåker incluirán una asignatura dedicada a los deportes electrónicos (eSports) en su programa escolar. La noticia ha corrido como la pólvora en redes sociales y ya han salido muchas voces a favor y en contra de esta iniciativa ¿Pero qué supone realmente esta nueva propuesta educativa?
Suecia, a años luz
Antes de nada, querido lector, debes de saber —si no lo sabías ya— que los países escandinavos en general y Suecia en particular están en un estadio completamente diferente en el desarrollo de los deportes electrónicos al resto de Europa. Acostumbrados a los deportes de interior —por si alguien no lo sabía, en Suecia hace más bien frío—, la sociedad es menos hostil hacia las actividades lúdicas que impliquen lugares cerrados y calientes, mientras que los Mediterráneos somos más aficionados a batirnos el cobre bajo un sol abrasador después de la siesta. Y a poder ser con un balón. Todavía hay mucha gente convencida de que quienes jugamos a videojuegos somos frikis oscuros, perdedores y antisociales además de violentos asesinos, ya sabéis.
Mientras tanto, Suecia cuenta con el mayor festival digital del mundo (DreamHack), organización que colabora con la televisión pública para la retransmisión de sus partidos. Además, otros entes privados como TV6 o Aftonbladet —el periódico más vendido del país—, siguen de cerca los torneos y competiciones de videojuegos. Toda esta oferta informativa se debe a la demanda de un país en el que gran número de sus habitantes practica o consume contenidos de videojuegos y eSports. Podríamos decir que Suecia es la Corea del Sur europea.
¿Será obligatorio estudiar videojuegos?
No solo hablamos de estudiar videojuegos, sino un aspecto dentro de ellos: los eSports. Pero no, no será obligatorio. Las asignaturas se ofrecerán como materia optativa a elegir en ciertos itinerarios.
Tres horas de eSports a la semana
El formato de las asignatura será similar a lo que en España se conoce como Educación Física, pero a la 'sueca'. Es decir, serán horas de práctica en un entorno deportivo adaptado, lo que en el caso de los eSports es una habitación acondicionada con ordenadores. Pero los alumnos no se limitarán a echar unas pachangas, porque habrá que estudiar.
¿Cuál es el temario?
En el apartado teórico, los alumnos aprenderán los fundamentos básicos de videojuegos competitivos como Counter-Strike o Dota2, los rasgos comunes de los eSports o el funcionamiento e historia de las competiciones. También recibirán las visitas de diferentes personalidades del mundo de los deportes electrónicos que ofrecerán clases magistrales en los centros para compartir su experiencia. En algunos itinerarios profesionales se enseñará también gestión de eventos, y los alumnos podrán realizar proyectos escolares como la organización de un evento de eSports a nivel local, un rasgo de la enseñanza media de los países nórdicos que no termina de encajar en nuestras leyes de educación.
Habrá equipos escolares
Los alumnos, claro está, también jugarán. Y lo harán con un objetivo: formar equipos a nivel escolar con los que poder llegar a clasificarse para DreamHack. Un modelo muy similar al que utilizan algunas escuelas secundarias de Estados Unidos con juegos como Super Smash Bros.
¿Estudiar eSports en España?
España es uno de los países con mayor potencial en la industria europea de los eSports, pero no nos vamos a engañar: la mayoría de los padres todavía no están preparados para que sus hijos traigan deberes de League of Legends o Counter-Strike. En España, los estudios sobre videojuegos generalistas y orientados a la creación y desarrollo se reservan para la enseñanza superior. Así que nada de eSports en el instituto de momento, aunque ha habido algunos intentos en cursos universitarios abiertos al resto de la comunidad educativa.
Tampoco ha sido un camino de rosas en Suecia. Lo dice Magnus Alehed, director del colegio de Karlstad adscrito a este movimiento: "Ha habido trabas y gente que ha cuestionado que los alumnos jueguen a videojuegos durante el horario escolar, pero nuestro objetivo es acabar con el mito de que los juegos son negativos. Además, se trata de que mostremos respeto al alumnado con este tipo de inquietudes".
Un experimento
Lo de Suecia es un experimento educativo, pero detrás hay una clara intención: "Nuestro sistema escolar tiene que mejorar a la hora de educar a la gente sobre la sociedad contemporánea", dice Ibrahim Khalifa, jefe de la Junta de Educación y Empleo de Sigtuna (Estocolmo). Las declaraciones las recoge el periodista Linus Staaf quien destaca el crecimiento continuo de los eSports en Suecia. Experimento o no, parece que la integración de los deportes electrónicos en el entramado social es una realidad imparable. Habrá que esperar a que España abra la frontera a nuevas ideas, una apertura que a veces llega en el contexto electoral, como bien explica Ángel Quintana en este post de Estadio Gamer.