Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El huracán Will Smith revolucionó Cuatro en El Hormiguero

En el plató de El Hormiguero deslumbró una estrella de esas que lo son por méritos propios. Will Smith derrochó simpatía, carisma y afabilidad a raudales en la entrevista que le hizo Pablo Motos. El programa del lunes 12 de enero tuvo de todo, y fue un gran éxito de audiencia, convirtiéndose con 2.725.000 espectadores en la segunda emisión más vista de la historia del programa.
Las más nerviosas, antes de la entrada en el plató de Will Smith, eran Trancas y Barrancas. Las hormigas demostrarían después que son grandes fans del mítico Príncipe de Bel Air (¿y quién no?) rapeando la sintonía de la serie que dio a conocer a Will Smith. El de Pennsylvania entró con mucha fuerza. Tanta, que Pablo Motos casi sale volando en el abrazo con giros que le dio el actor.
Tras unos ligeros problemas con la traducción -que Pablo le explicó con un “Esto es España”- y el posterior debate sobre lo sexy o no que era la traductora, Will nos habló de la nueva película que estrena en España el viernes 16. En Siete almas hay una escena que a buen seguro agradará a sus seguidoras y de la que nos habló en la entrevista: Will Smith, con sus 40 años tan bien llevados, ha rodado su primera escena de sexo.

Will “Torito Bravo” Smith
“Cuando ganó Obama yo lloraba tanto que mi hija pensaba que pasaba algo malo”. Así de contundente -y en un más que decente castellano- se expresó el actor hablando del que será presidente de EE.UU. Pero, obviamente, El Hormiguero es el humor nuestro de cada día y teniendo al actor norteamericano esto es precisamente lo que no podía faltar. El plato fuerte del programa fue cuando Pablo le enseñó a cantar la mítica canción de El Fary “Torito Guapo”, que Will rapeó para deleite de todos. Tras “flipar” con Trancas y Barrancas, el actor nos contó que de no haber sido actor, hubiera sido científico. ¿Con quién podría aprender mejor que con “el científico loco” Flipy? Ambos lograron un precioso juego visual que provocó la gran frase final de Will Smith, y en castellano: “Pablo, creo que te quiero”. Como no podía ser de otra forma, Will bailó la canción de despedida del programa. El “Vete a dormir” tuvo más glamour que nunca.
¿Cuál fue la frase de Will Smith que más te gustó? ¿Y el momento más divertido del programa? ¿Qué te sorprendió más de la personalidad del actor? ¿Crees que El Fary estaría orgulloso de la versión de su “Torito Guapo”? ¿Te gustó el rap que Trancas y Barrancas hicieron de la canción de El Príncipe de Bel Air?
¡Practica Cuatro!