Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mi subida al infierno

Habéis visto cómo fue la subida de los concursantes al volcán Kawa Ijen. Dramática. Muy dura. La altitud, las pendientes imposibles y el azufre que quemaba los pulmones. Ellos lo hicieron en dos tandas. Nosotros de una tacada. Empezamos el ascenso a las dos de la madrugada y estuvimos subiendo más de cuatro horas. Pasamos el campamento cuando ellos aún no se habían despertado y seguimos sin descanso hasta la cima. Mis recuerdos del ascenso en el Himalaya son preciosos pero también dolorosos. El Kawa Ijen fue peor. Un esfuerzo sobrehumano. Este documento os revela un tramo de esa subida al infierno.