Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ruta prohibida

 
 
DSC01279

Llega la cuarta entrega, una de las más extrañas de la ruta. ¡Atentos a todos los movimientos a nuestro alrededor! Ocurrirá algo que transformará la etapa y que pondrá a prueba la capacidad de adaptación de todo el operativo de Pekín Express. Fue un verdadero susto aunque ahora me alegra haberlo vivido y salvado porque hizo a Pekín Express mucho más fuerte.  Dos misiones, varios juegos, y unos lugares de cuento, especialmente el del juego de inmunidad. No os perdáis un toque de tradición con el que me atreví y que a más de uno os hará partiros de risa. No me lo tengáis en cuenta. Cuando uno está allí, se deja llevar. Hice lo que pude. Os aseguro mucha emoción: un hándicap para Enrique y Manolo de lo más divertido, unas sevillanas en un sitio inverosímil,  un baile al amanecer y un megáfono ensordecedor. Del final, no voy a decir ni una palabra. Sólo os puedo contar que lo recordaré siempre como un momento de mucho cariño y emoción. De esos que te hacen mucho más fan de Pekín Express. Espero que sigáis con nosotros en esta aventura y que sean muchos más los que se apunten a viajar con nosotros hasta Bombay. ¡Si supierais cómo cambiará todo! Me muerdo los nudillos. Vamos a pasarlo tan bien. El domingo a las nueve y media pensaré en vosotros y en que lo estamos viviendo juntos. ¡Bien! ¡Vamos a hacer de esta edición algo grande! ¡Viva Pekín Express! Gracias de corazón aventureros.