Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En la cima se te olvidan todas las penas

Ya nos pasó en el Himalaya. Llegamos rotos pero olvidamos todo el sufrimiento y el dolor al acercarnos a las montañas. En el volcán, ocurrió lo mismo. El azufre nos abrasaba los pulmones pero estar allí, en la cima,  sobre el cráter, fue una experiencia impagable.