Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nepal: Ni en el paraíso encuentran la paz

Séptima etapa Dulikhel-Katmandú-Gorka


“...Ancianas hermosas que hacen sonar sus pulseras, monos, vacas y perros, todos, animales sagrados. Una raza bella y única. Verdaderamente parientes de los gitanos. Alegres y pacíficos. Grandes conversadores. Curiosos e inquietos. Katmandú es el lugar más mágico que hemos visitado hasta ahora. Ruidoso y polvoriento pero cargado de una espiritualidad densa y apaciguante. Las banderas cruzan las plazas cargadas de pequeños mantras. La religión es la vida y todo lo demás, llega después. Los niños me miran y siento, por primera vez, que pararía esta carrera para quedarme una temporada con ellos….”

Diario6p7





Allí es donde una mujer me dejó un bebé en los brazos (tal y como lo conté en El Hormiguero) y se marchó. Conseguí alcanzarla a unos metros. Me contó que era su sobrino y que su hermana no podía alimentarlo porque estaba enferma. Intente explicarle que no me podía quedar con el niño. Fue muy duro para ella y a mí aún se me encoge el cuerpo al pensarlo.
En ese mismo punto, el juego de inmunidad. ¿Qué os ha parecido? A mí me ha gustado mucho el acercamiento a los templos de Swayanbunath y Patshupatina. (No os perdáis esta semana el post La Ruta te espera con una visita intensa a este lugar, el que más me impresionó de todo el viaje) También a los símbolos como khadas y tikas. Ha sido bonito y extenuante.

  • Fotos de Xing Ping por la tarde

Las carreras y esas escaleras hasta el templo de los monos, capaces de sacar de quicio a Fran y Merino que, por primera vez, han sufrido un desencuentro. De nuevo, los Juanes, inmunes. Creo que les dio mucha fuerza esa noche en el orfanato. Recuerdo que no dejaban de hablar de aquel lugar, del amor y la generosidad que sintieron allí.
En la jornada previa a la meta, tenemos que detenernos para volver a escuchar las conversaciones acerca del posible boicot. Puede ser muy importante de cara al futuro:


Preciosas imágenes las del puente colgante. ¡Qué miedo! ¡Qué vértigo como Carmela! Y finalmente, la llegada a Gorkha, el pueblo en el que fui más feliz gracias a mis niños. Los recuerdo cada día. ( En La Ruta te espera os contaré la historia de Sumi y sus amigos y del susto que se llevó Mary).


Ya sabéis que el ranking ha sido duro e intenso. La carrera prevalecerá. Y pondrá como siempre a cada uno donde le corresponde. Les enseñará a ser mejores. Os aseguro que Pekín Express transformará lo ocurrido en esta etapa en una futura y cercana lección de convivencia. ¡Enhorabuena a los ganadores y felicidades a Juan Antonio y Xavi salvados por segunda vez por la tarjeta verde!

Diario25p7