Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tras las despedidas, llega el momento de reflexionar en las granjas

Sonrisas y lágrimas en las granjas. Tras doce días de convivencia ha llegado el momento de la despedida. Algunas han sido dulces pero otras...amargas es poco... Y si no que se lo digan a Floriance y Cheli. Quedarse dormidas les hizo ver la cara más amarga de Ramón y marcharse de la granja sin que su granjero se dignara a despedirse de ellas. ¿Conocer el verdadero caracter de Ramón ha sido un alivio para las chicas?

Donde tampoco se despiedron fue en Cantabria. Que Alba y Sergio no iban a ser los mejores amigos del mundo, lo sabíamos, pero que la pequeña de la casa iba a hacer las maletas y no decirse ni adios...Menos mal que el cántabro arregló las cosas con Marta y prometieron volver a verse...¿Terminaremos viendo un final feliz?

Donde el desenlace también es un poco incierto es en Zamora. Pedro dijo a Amara que el amor no había surgido y que serían amigos pero parece que nuestro granjero empieza a cambiar de opinión. ¿ Aclarará sus sentimientos en estos días de reflexión?

En Burgos y Mahora tras la tormenta ha llegado la calma. Chicas y granjeros se han sincerado y parece que las Silvias están dispuestas a dejarlo todo por Priscilio y Julián.

Y como no, parece que tarde o temprano en Pozoblanco sonarán campanas de boda. Cristina se va dejando un trozo de su corazón en la granja y ha prometido volver. Parece que Antonio comienza a tener suerte en el amor...

En definitiva, las chicas ya han salido de las granjas pero ni ellas ni ellos han dicho la última palabra. Ahora, todos volverán a su vida diaria y tendrán que reflexionar. Pronto sabremos si están dispuestos  a iniciar una bonita historia de amor, será amigos para siempre o no volverse a ver las caras jamás.  El desenlace, el domingo a las 22h25 ¡No te lo pierdas!