Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Porzingis, estrella de los Knicks al que no querían, humilla al niño que se burló de él

NBAcuatro.com
Explicación breve y algo simple para los no fanáticos del basket: El draft es esa cosa que, si se aplicara al fútbol, permitiría que gente como Messi, Cristiano, Griezmann o Pogba empezara sus primeros años de carrera jugando en equipos como el Leganés, Las Palmas o el Alavés. Los peores equipos de cada año eligen primero a los nuevos jugadores de la NBA. Así, las promesas más prometedoras suelen arrancar su carrera en la mejor liga del mundo en equipos de nivel bajo, y de ahí van subiendo progresivamente.
Pues bien, en el draft de hace un año, a los Knicks de Nueva York les tocaba elegir en cuarta posición. Al llegar su turno se decantaron por el joven letón Kristaps Porziņģis, desesperando literalmente a los seguidores del equipo del Madison Square Garden. Algunos incluso lloraban tras lo que consideraban un error manifiesto. En concreto, un niño llegó a convertirse en viral por sus desconsoladas lágrimas ante las cámaras repudiando al recién adquirido fichaje.
Un año después, Porziņģis se ha convertido en estrella del equipo, ha terminado con una media de 14,3 puntos y 7,3 rebotes por partido y ha secado las lágrimas de sus seguidores a golpe de canastas. Y aquel 'niño llorón', como él mismo se ha bautizado en Instagram, en un ejemplo de humildad, ha permitido que su nuevo e insospechado ídolo le demuestre en sus propias carnes las consecuencias de burlarse de una gran promesa de la NBA. Tapones, mates 'in your face', fintas... toda una colección de vaciles que el pequeño fan ha recibido con entusiasmo. Esperemos que aprenda la lección y entienda que no hay incluso los Irving, Jordan y Currie tuvieron una vez quince años sin que nadie sospechara hasta dónde iban a llegar.

Dream of a lifetime playing against my idol @kporzee

Un vídeo publicado por Jordan The Crying Knicks Fan (@cryingknicksfan) el