Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bukaneros no se cree la solidaridad del Rayo y acusa a la directiva de hacer negocio

rayo vallecanocuatro.com
El Rayo Vallecano ha aprovechado la semana del orgullo gay para anunciar que el año que viene, su mítica raya roja, será sustituida por una multicolor en la segunda equipación. El equipo se ha convertido en primer ‘trending topic’ de Twitter en España y con una ola generalizada de comentarios positivos y a favor. Excepto entre sus hinchas más acérrimos.
Desde su cuenta oficial en la red social, Bukaneros ha mostrado su indignación ante el anuncio del cambio de colores. ¿Homofobia? Seguramente no, y menos de una afición que ha presumido históricamente de tolerante y de estar cerca siempre de las reivindicaciones sociales. El grupo de ultras ha cargado principalmente contra la directiva a la que acusa de utilizar demagógicamente la solidaridad para vender camisetas.
Un argumento, el de que la directiva sólo está buscando el negocio que ciertamente choca con lo publicado por el club. Junto al anuncio del cambio de color, el Rayo ha comunicado también que siete euros de cada camiseta se repartirán a partes iguales entre varias asociaciones elegidas para representar a esta lucha social.

A pesar de esto, el perfil de Bukaneros ha sido toda la mañana un hervidero de ‘palos’ contra la directiva del Rayo. Además de acusarles de querer hacer negocio con la solidaridad, también ha señalado que con la decisión de cambiar los colores de la camiseta se están banalizando temas tan serios como la lucha contra la homofobia o el cáncer. Y es que además del arcoíris, la tercera camiseta estará cruzada por una banda rosa, símbolo de la lucha contra dicha enfermedad.
Por si todo esto fuera poco, Bukaneros recuerda, además, que fueron ellos quienes el año pasado abanderaron la lucha contra la homofobia con la presencia de los cordones arcoíris en las botas del primer equipo. Los ultras acusan de haber puesto trabas entonces a aquella iniciativa a la directiva que ahora ha promovido el cambio de colores en la camiseta.
Por último, Bukaneros ha pedido a la directiva a través de una carta publicada en las redes que se siente con las peñas y socios para recuperar los símbolos del rayismo y para escuchar la opinión de la afición antes de tomar decisiones.