Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oviedo no perdona: Peñistas se niegan a jugar contra veteranos al ver a Oli con ellos

Olicuatro.com
Las leyendas en el fútbol juegan siempre en el doble filo de la navaja. Amados hasta la pasión, suelen correr el riesgo de que un gesto, unas palabras a destiempo o un traspaso mal entendido sean tomados como traición. Si eso pasa, tal y como fueron adorados pueden pasar a ser objetivos de las iras más enfervorecidas. Es el caso de Oliverio Jesús Álvarez González, el mítico Oli, que en 2003 tuvo la osadía de denunciar al Oviedo de sus amores por impago a los futbolistas. No fue el único, había otros compañeros que hicieron piña con él. Pero la gran estrella del equipo era él. La leyenda era él. El capitán era él. Y el repudiado en el Tartiere sería él por siempre jamás. El equipo, que andaba entonces por Segunda B, descendió a Tercera división porque los 'rebeldes' no retiraron la denuncia. La prueba de que aquella traición no se olvida en la capital asturiana la han dado los veteranos del Oviedo este mismo martes.
Todo estaba dispuesto para que equipo de peñas y equipo de veteranos jugaran el partido amistoso, en modalidad de cuatro contra cuatro, típico por San Mateo en Oviedo. Al ver a los componentes de los equipos, la Peña Azul Castrillón advierte que Oli está entre los veteranos. Y decide no jugar el partido si el jugador, otrora estrella del equipo, está entre los veteranos. La propia peña se ha disculpado en las redes pero sin ceder ni un milímetro y explicando que no pueden jugar contra Oli. Las redes se han inundado de mensajes a favor de los peñistas, lanzados por aficionados que tampoco perdonan a Oli.