Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Pueden los videojuegos ser un deporte? (2/3) - Respeto y compañerismo

Nainiwa, 34united, Final Cup, League of Legendscuatro.com
Si por algo se distingue el deporte es por ser capaz de hacer llegar a grandes y pequeños valores como el respeto o el compañerismo. En el deporte electrónico el código moral no es distinto. “Respeto” es una palabra que siempre ha estado asociada a la deportividad. Hemos visto muchos ejemplos de respeto o por el rival, o por el compañero, o por la afición misma. Sabemos reconocer la deportividad en aquel que reconoce una derrota y en el que es humilde en la victoria.

Y las competiciones de videojuegos no son ajenas a todo esto, ni mucho menos. Desde los inicios siempre ha existido un código no escrito que ha provocado muchos juicios contra aquellos jugadores que no han respetado los valores clásicos del deporte.

Por ejemplo, una costumbre habitual a la hora de jugar por internet es mandar un mensaje a tu rival con las letras “GG” al terminar la partida. “GG” significa “good game” (traducido como “buen juego”) y es una forma de felicitar y dar gracias al rival por lo jugado, se gane o se pierda.
“GG” es una expresión ampliamente extendida por todo el mundo de los videojuegos pero adquiere un significado especial en los deportes electrónicos. De hecho la manera más deportiva de reconocer una derrota y conceder la victoria a tu rival es escribir GG justo antes de abandonar la partida. Se suele también añadir “GG WP”, donde “WP” es “Well Played” (bien jugado).
hearthstone, LVP
Por supuesto existen muchas otras expresiones como aquellas que se ponen al principio de la partida para desear suerte al rival. La frase más habitual para saludar a tu rival justo al comenzar es “GL & HF”, “Good Luck & Have Fun” (buena suerte y que te diviertas).
Por supuesto no todo se reduce decirse cosas por el chat. La deportividad también se demuestra fuera del juego, en las declaraciones y comentarios que se hagan antes o después del partido. Como también pasa en otros deportes los que mejor comportamiento demuestran normalmente son los que consiguen los éxitos más sonados.

Sin embargo cuando hablamos de un equipo no es suficiente con que los jugadores se respeten entre sí. En este caso debe surgir la cohesión y el compañerismo necesarios para que un conjunto alcance las metas más altas. Tratar de competir junto a otras personas puede ser muy complicado. No es extraño encontrarse con equipos que se desmoronan tras una serie de malos resultados y también al contrario, los que sin tener demasiada calidad consiguen rachas espectaculares.

En el deporte electrónico el compañerismo ha estado presente en todas las grandes victorias en los torneos por equipos. No se conocen victorias que hayan venido de un grupo roto y sin actitud. Sí se han visto equipos que, sin tener jugadores deslumbrantes, han conseguido resultados importantes gracias al trabajo del conjunto.

Respeto y compañerismo son dos de las llaves que llevan al éxito competitivo en cualquier deporte, también en los eSports. Valores que se nos enseñan a todos desde la infancia y que siempre van asociados a los éxitos de quienes los llevan por bandera.
Fotos: HelloGam3r