Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los mil y un Maradonas

Siempre se ha dicho que Maradona sólo hay uno, pero Diego, que es ‘El Diego’, es uno y muchos al mismo tiempo. Hay pocos personajes más camaleónicos y capaces de reinventarse como el astro argentino. Eterno barrilete cósmico, sus problemas de peso han sido una de las causas fundamentales  por las que su imagen es una u otra, y ahora el ‘Dié’ está en pleno proceso de puesta en forma.
maradona tuit

Ha sido su hija Dalma quien lo ha vuelto a poner en la primera línea con un tuit que al minuto sembró la polémica. ¿El mejor jugador de todos los tiempos tira de photoshop para lucirse? ¿El mejor de sus regates ahora es meter barriga? Por suerte para Diego Armando, su otra hija, Gianinna, tenía más fotos en el móvil y pudo enseñar algo más del proceso de adelgazamiento que está siguiendo Maradó. Tá-Tá-Tá, ¡genio!
maradona tuit 2

El ‘nuevo’ Maradona, si se fijan bien, es el Maradona del Mundial de Sudáfrica sin barba, o el Maradona que se abrazaba a Messi o Fidel en su programa, ‘La Noche del 10’, o el Maradona que antaño se puso en forma de la mano de Ben Johnson porque, ya se sabe, Dios los cría… Vamos, que el nuevo Maradona, es el Maradona en forma de otras ocasiones.
maradona 3

Decíamos que ‘el Pelusa’ ha cambiado mucho de look por el tema del peso y también por gusto. El más excéntrico, lejos, Maradona siempre sorprendió por su fútbol y por su imagen. Tintes, tatuajes, cortes de pelo, perillas… todo ha cabido en la imagen de Diego Armando y todo ha sido igual de polémico.
montaje maradona

Y sí, entendemos que para las hijas y los discípulos de la Iglesia Maradoniana debe ser difícil verle un día así y otro asá, pero bueno, Diego, que es ‘El Diego’ es así: imprevisible y genial, o viceversa.