Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cierre: Luces y sombras

“Yo sé que mis comentarios, últimamente van en ese sentido, en esa dualidad de realidad en la que vivimos. Todo lo que yo analizo, todo lo que reflexiono, todo lo que me preguntó acaba en la misma batalla, una batalla que nos han contado de niños. Al final, como todo, el mito y la leyenda, nos creemos que es mentira y luego es verdad. Luz y sombra en permanente conexión.
Hay ahora una corriente muy interesante que, seguramente, de ellas se sabrá muy poco. Es importante, con este altavoz, decir cosas que uno cree que son esenciales. Hay quien piensa que la luz y la sombra combaten desde el principio del tiempo, ha ocurrido con nuestra propia enseñanza y como nos enseñas en torno a nuestro propio pensamiento.
Hay varios investigadores, como siempre solitarios, sin la ayuda de nadie, que están desenterrando la  historia de la filosofía. Resulta que el inicio de la filosofía, en la antigua Grecia es un misterio enorme porque en cierto lugar del mediterráneo una gente da un salto mental que nadie explica para empezar a preguntarse por el ser, por las fuerzas que rigen la naturaleza, por el pensamiento… hay como una explosión de conocimiento y de inquietud en lo que hoy llamaríamos Gracia.
Nadie sabe quién es el primer filósofo, pero cuando alguien va a las biografías se da cuenta de que sus nombres, a veces no son reales… y casi, personajes de leyenda se mezclan con personajes reales.
Hay un estudioso que se llama Peter Kingsley que habla de la gran conspiración de la filosofía, me parece apasionante. ¿A qué se refiere? Todos los padres de la filosofía antigua tenían otra forma que tiene poco que ver con la lógica y otros aspectos aburridos que nos muestran en los libros.
¿Qué está haciendo Kingsley y otros? Recuperar los ritos y la magia de los padres del pensamiento a los que hoy llamaríamos magos, no filósofos. Grandes leyes, grandes conceptos, grandes bases de nuestro pensamiento han surgido de encuentros con lo mágico. Misterios y secretos de los que no sabremos nada porque se ha perdido casi todo. Y Kingsley y otros dicen: ‘¿Cómo que se ha perdido? Es que ha habido conscientemente una operación para que todo eso se pierda.
En fin, estaban mucho más cerca los primeros filósofos de los magos y chamanes de lo que podamos pensar. ¿Y qué ha pasado? Durante siglos todo ese conocimiento se ha ido amputando para que tengamos una filosofía apasionante y nada aburrida, ¿verdad? y, que no cuenta nada de eso. Ese amputar el misterio no es solo con los casos que vemos en ‘Cuarto Milenio’, es con el inicio de la filosofía.
Por tanto, la luz y la sombra, la conspiración y la batalla siempre han estado ahí. Ahora, hay gente como Kingsley que con otros investigadores están diciendo: ‘¡Nos engañaron!’, la magia, lo sobrenatural era mucho más importante pero nos han hecho creer que no”.