Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ausencia justificada

Ha pasado más de un mes sin tener noticias de Jesús Calleja, pero la causa está plenamente justificada. Nuestro hombre del Desafío Extremo sufrió un grave accidente de moto en Marruecos, cuando entrenaba para preparar el Rallie de los Faraones y el Dakar. Una tormeta de arena le impidió ver una duna y cayó más de 30 metros por ella. El resultado es una muñeca y un hombro rotos.
Cualquier otro hubiera abandonado el reto, pero Jesús es un hombre diferente, dejar esta aventura es algo que ni siquiera ha pasado por su mente. Más bien todo lo contrario, en 15 días comienza la rehabilitación, en 2 meses y medio espera estar al 75% y en tres meses y medio al 100% para empezar a cumplir todos los retos que se ha propuesto. De momento, ya se ha puesto delante de la cámara para contaros a todos lo que le ha pasado y para que podais ver que sigue con la mismas