Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Makalu: Nuevo Desafío Extremo de Jesús Calleja (I)

Hola amigos, el día dos de septiembre viajaré a Nepal a por mi siguiente Desafío: el Makalu (8.463 metros de altura)
Makalu_2
Intentaré la cumbre de la quinta montaña más alta del mundo, el Makalu. Se trata de uno de los retos más difíciles que nunca he asumido. No sólo porque se trata de un ocho mil muy aislado y difícil, sino porque además lo emprendo en otoño, una temporada inusual para abordar cualquier montaña de altitud en el Himalaya, en la que el tiempo es más inestable y comprometido que en primavera. Como ejemplo: sólo mi expedición estará en el Makalu, por lo que no obtendré ayuda de nadie, teniendo un limitadísimo equipo para abrir completamente la ruta, y equipar los más de tres mil metros de desnivel con cuerda fija, además de tener también que abrir la huella.
Será una tarea titánica. Existe una gran diferencia si en la montaña se dieran cita otras expediciones como por ejemplo en el Manaslu donde este año lo intentaran ¡20 expediciones¡ Esto sin duda es muy beneficioso pues trabajarán en la ruta muchas personas y sherpas facilitando el acceso a la cima, pero en el Makalu estaremos Emilio, mis cinco sherpas, y yo, solos. Hay que ser realistas con las escasas posibilidades de concluir con éxito este proyecto, aunque moral y capacidad de sufrimiento no nos  faltan.
Intentaré esta complicada cumbre de 8.463 metros de altura, apoyado con cinco sherpas. Partiré desde Katmandú, la capital de Nepal, en avioneta hasta Lukla. Allí iniciare la aclimatación paulatina de unos 12 días ascendiendo por el valle del Solu Kumbu. Esta montaña, si la culmino, será mi cuarto ocho mil, tras haber conseguido también el Cho Oyu (8.201m), el Everest (8850m) y el Lhotse (8516m).
El equipo de Desafío Extremo se ha marcado este objetivo para los meses de septiembre y octubre. Enviaré crónicas desde mi equipo satélite y contare día a día cómo se resuelve un reto tan arriesgado y motivador, en mi lenguaje directo. La convivencia con los sherpas dará pie a que cuente con más detalle de lo que es habitual la vida cercana, el carácter y la capacidad de esta gente originaria de los valles de Nepal.
Nos vemos amigos, Jesus Calleja