Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Hacemos cima y bautizamos el ‘Pico Cuatro’! (2 de 3)

Continuamos el duro ascenso que nos obliga a dar cuatro pasos y descansar. Eso no es habitual en nuestra experiencia en altitud. Nos rompe el ritmo al tener que pensar cómo dar cada paso y cómo sujetarnos para no resbalar. Así, alcanzamos penosamente otro punto plano a 5.800 metros. Yo creía que la pirámide terminaría con un pico en la cima, pero no, termina en una gran base plana de piedras de granito, que se han reventado por la acción de la erosión. Al fondo de esta base se alza otra nueva pirámide que empezamos a remontar por una arista aérea. 
Hacia un lado tenemos un glaciar de hielo azul, con tramos de hielo podrido, que hace inseguro su ascenso, así que decidimos hacerlo por la arista de la nueva pirámide, aún más inclinada, que nos obliga a estar muy alerta para no tirar piedras a los compañeros y a pisar con mucho cuidado en las rocas cubiertas por una fina capa de nieve muy resbaladiza.
P1090121
Es una auténtica tortura. Nos gustan más las montañas que tienen “palas” de nieve o hielo, donde puedes marcar un ritmo. Estas pirámides de rocas graníticas nos están destrozando. Por fin atisbamos lo que parece cima y debe de ser, pues el GPS indica 5.930 metros. Calculamos que, desde nuestra situación, nos quedaran otros cien metros, siempre los peores debido a esa ansia de terminar con el calvario de respirar un aire viciado con un 60% menos de oxígeno. El frío y el viento sacuden sin piedad y nos requieren un esfuerzo tremendo. Un último empujón y… ¡Sí! ¡ya está! Hemos llegado a la cima. Aquí estamos Emilio, Manu, El sherpa Kami, el sherpa Chring y yo. Estamos en la misma cima de esta montaña que pensamos que ningún occidental ha escalado. Reitero todas nuestras reservas al respecto, pues es casi seguro que los tibetanos la han escalado, conociendo ese carácter intrépido y curioso que los lleva a lugares imposibles. De momento lo que sí es seguro es que no tiene nombre. Tenemos todos los mapas disponibles incluidos los del ejército nepalí, y es un simple punto geodésico.
Hemos decidido llamar a este punto geodésico, situado según nuestras coordenadas del GPS en: N 29º 08´46.8´´, E 83º 40´ 29.7´´ y de una altura de 6.035 metros: PICO CUATRO.
Nos gusta ponerle este nombre. Gracias a todo el equipo que nos ayuda en ‘Desafío Extremo’, gracias por haber confiado en nosotros con este hermoso proyecto televisivo. Nos apetece mucho y sinceramente es muy bonito que nuestra Cadena tenga ‘su’ pico en mitad del Himlaya más desconocido del Nepal y casi diría yo que de toda la gran cadena del Himalaya con sus casi 3.000 kilómetros de amplitud. Gracias, equipo de ‘Desafío Extremo’, amigos de Cuatro, todos los que veis nuestros programas, y equipo directivo, por dar forma a este hermoso proyecto que se llama ‘Desafío Extremo’. ¡Va por vosotros!
Cima en el Pico Cuatro
l Dhaulagiri una de las 14 montañas de más de 8.000 metros y sin duda las vistas más espectaculares; al este los altísimos pasos que llevan al Reino del Mustang.