Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Derechos a nuestro objetivo: ¡El cráter Bembouw! (4 de 4)

atravesamos esa nube azulada que apenas nos deja vernos los unos a los otros
¡Uf!, ya está, hemos salido por la misma ruta que nos trajo hasta aquí y nos alejamos a toda prisa de ese infierno, de gases mortíferos


John esta “mosqueado”, repite sin parar que algo gordo está a punto de pasar


Descendiendo del cráter Bembou Desafío Extremo en Cuatro.com
Llegamos al campamento dos horas después, agotados de tanta adrenalina, no del esfuerzo físico, que nada tienen que ver a otros Desafíos más duros físicamente. Pero la fuerte tensión a la que estamos sometidos nos deja extenuados.

Amigos, mañana será otro día y sin duda intentaremos de nuevo alcanzar la cima de nuestro objetivo, nuestro Desafío Extremo: descender al fondo de unos de los cráteres más tóxicos y peligrosos del planeta. Nos queda dos días, tiempo de máxima exposición al organismo a tantos venenos. En dos días sabréis cómo nos han ido las cosas por aquí, en la casa del diablo.
Jesus con el hijo del guía local que cuida el campamento. Desafío Extremo en Cuatro.com
Ni qué decir tiene que estamos con la garganta fastidiada de inhalar tanta “mierda”
¡Queremos que termine este Desafío Tóxico, pero nunca antes de un último intento!


Jesús Calleja desde las puertas del Infierno