Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juanma Castaño analiza la temporada del Barça

Todos se suben al carro de este Barça. Ahora resulta que todos apuestan por pequeños en el centro del campo, por no especular, por jugar siempre en el campo del rival, por salir con la pelota jugada desde atrás, por querer tirar paredes casi hasta la portería rival. Mejor. Confío en que lo de ayer, y lo de los últimos diez meses, borre para siempre la frase más mediocre de los mediocres: “Prefiero jugar mal y ganar que jugar bien y perder”. Este Barca de Guardiola es el FÚTBOL. No hay otra manera de diagnosticar la maravilla que nos ha ofrecido semana tras semana un equipo que a medida que pasaban los partidos se sentía más exigido.

Porque a este Barca le hemos discutido victorias por la mínima. Nos hemos sacado de la chistera una remontada del Madrid que de un plumazo quedó disipada en el 2-6 del Bernabeu. O hemos atacado a Eto’o por llevar “sólo” 30 goles en Liga y verse superado por Forlán en el sprint final del campeonato. Todos al carro. Sí, que pasen todos que al fondo hay sitio.

Que pasen Clemente, Capello, Mourinho, Lippi… todos esos que ahora se rinden y que cuando tengan la oportunidad dirán a sus futbolistas que se dejen de milongas y que a marcar y a echarse atrás. Ese es su mensaje.

Así que a ellos y sus seguidores, el Barca les da la bienvenida al verdadero fútbol. Si quieren pueden seguir a lo suyo, acumulando defensas centrales en las convocatorias, apostando por un delantero tarugo sin magia o enviando mensajes como lo de que hay que ganar los encuentros por lo civil o por lo criminal.

Si cambian, que intenten imitar a Guardiola. O al Luis Aragonés de la Eurocopa. No hace falta tener a Xavi o Iniesta para intentarlo. Se puede con menos. Valdano lo demostró en el Tenerife y en el Madrid. Pero hay que intentarlo, merece la pena.

Así que desde el carro del Barca, que hoy va a tope de pasajeros, un saludo para todos. Este Barca perderá algún día, pero la gran diferencia es que nunca jamás se nos olvidará CÓMO ganó. Jugando al FÚTBOL.

Juanma

Esta es la opinión de Juanma, ¿y tú?, ¿Qué opinas de la épica temporada del Barcelona?, ¿Estás de acuerdo con que todos los equipos se suban al carro del Barça?. ¡¡¡Danos tu opinión!!!