Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hasta luego el ‘cancarrio’

Okaritz rompe el cuenco del agua y provoca una hecatombe

Los cuencos son objetos de vital importancia para la tribu, es la única manera de transportar el agua, un bien esencial para sobrevivir en el desierto. Okaritz, que acumula mucha tensión, rompe el cuenco por no tener ni cuidado ni interés en lo que hace, y además, actúa como si nada…no se da cuenta de la gravedad del problema, y le quita peso al asunto entre los gritos de las tamberma.