Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Etapa 6: Sangre masai y la nieves del Kilimanjaro

Sobrevolando el Kilimanjarocuatro.com

En esta sexta etapa nuestros aventureros se adentran por primera vez en Tanzania realizando un recorrido de 233 desde Marangu hasta Same donde se encuentra la meta.

En su camino descubrirán algunos de los paisajes más imponentes de esta aventura africana y una pareja, la más rápida en llegar al libro rojo y firmar en él, tendrá la posibilidad de sobrevolar el Kilimanjaro en avioneta y contemplar las nieves perpetuas de su cumbre.
Además, este afortunado equipo disfrutará de una exótica noche masai en un poblado de esa tribu, que le permitirá descubrir el modo de vida de esta etnia de nómadas.
Con tales recompensas en el horizonte todas las parejas mostrarán su lado más competitivo y lucharán por llegar lo antes posible al libro rojo; lo que ignoran es que antes de llegar a él tendrán que hacer primero un largo recorrido en bicicleta, y más tarde una caminata de 13 kilómetros en compañía de una vaca.
Chinto y Pablo, Mar y Vanesa y Jota y Freire competirán hasta la extenuación en este difícil tramo y llegarán a llorar de impotencia tratando de dirigir a las desobedientes y rebeldes vacas masáis.
Tras el juego de inmunidad que disputarán dos parejas, la carrera se retomará con una nueva sorpresa que ya es todo un clásico en Pekín Express: el intercambio de parejas.
Algunos de los nuevos equipos mixtos como el formado por Jota y Vanesa darán mucho que hablar, sobre todo, cuando el catalán, que está perdidamente enamorado de su nueva compañera, trate de conquistarla usando todas sus armas de seducción. Otros equipos como el que forman Cuqui y Chimo, considerado débil por sus compañeros, sorprenderá por su destreza en el autostop poniendo las cosas muy difíciles a sus confiados rivales.