Los miembros de 'La Manada' podrán acercarse a su víctima siempre que no tengan contacto visual