Los estudiantes denuncian que "el dispositivo policial ha sido absolutamente desmesurado"