El volcán Kilauea cubre de lava una zona residencial