Bolsonaro, el xenófobo que puede gobernar Brasil: "No seré un candidato de paz y amor"