Rus: “Esto ha sido todo un montaje”