Hacienda cifra en 220.000 euros los impuestos que habría dejado de pagar el PP