El Gobierno catalán anuncia la "voluntad" de aplicar la resolución independentista