Felipe VI recibe de pie los vítores de miles de ciudadanos en Madrid