Woody Allen niega en una carta las acusaciones de abuso a su hija y culpa a Mia Farrow de inventarlas