Carlos Marco se bebe un vaso de vinagre durante una sesión de hipnosis