Jackson: “Se ha demostrado que las ratas que prueban la sangre le cogen el gusto”