Acorralados por los lobos: “Y las bestias asistirán al juicio de los impíos”