Por si no era suficiente que se alimentaran de cerebros... ¡ahora los zombis son radiactivos!