Si eres un amante de la vida es porque tú también eres Cuatro